sábado, 1 de agosto de 2015

Crítica de Película: Intensamente.

Inside Out | Director: Pete Docter | Pixar Animations Studios | 2015  | Para ver trailer click acá.
     

Hacerse mayor puede ser un camino lleno de obstáculos. Riley debe dejar el Medio Oeste cuando su padre consigue un nuevo trabajo en San Francisco. Ella se deja guiar por sus emociones: Alegría, Miedo, Ira, Asco y Tristeza, e intentará adaptarse a su nueva vida en San Francisco, pero el caos se instala en los Cuarteles Generales de las emociones. Aunque Alegría, la emoción principal, intenta mantener una actitud positiva, las demás emociones chocan a la hora de decidir cómo actuar en una nueva ciudad, un nuevo hogar y una nueva escuela.




Cuando nacemos, nuestra mente se forma poco a poco, descubrimos las emociones y lo que significan y a lo largo de los años formamos nuestra personalidad. ¿Pero realmente pensamos alguna vez como es que todo esto pasa dentro de nuestro cerebro? ¿Cómo es que nuestro cerebro genera todo lo que genera? Pixar nos lo explica de una manera imaginativa y maravillosa.
Durante la película, acompañamos a Riley dentro y fuera de su mente, sus situaciones y sus reacciones. Riley es la niña feliz, la graciosa, la que tiene amigos fieles y padres amorosos, por lo cual durante toda su vida ha tenido un sentimiento predominante: La alegría.
Alegría es quien maneja el cuartel general de las emociones dentro de la cabeza de Riley.
Pero cuando esta jovencita, que se acerca peligrosamente a la adolescencia, se muda y se enfrenta a una realidad distinta todos se ven algo sacudidos, especialmente la propia Riley.
Alegría, Tristeza, Desagrado, Miedo y Furia serán los encargados de mantener el equilibrio dentro de ella, ¿pero qué pasa cuando Alegría y tristeza desaparecen? ¿Qué consecuencias puede tener en un ser humano solo poder sentir ira, asco y miedo? Todo lo que formaba a Riley comienza a desmoronarse, su vida se rompe en pedazos y ella ya ni siquiera comprende lo que siente, porque sus sentimientos dentro del cuartel están entrando en crisis.
No solo vamos junto a Riley, quien atraviesa esa sensación de vacío y desconcierto al ver que su vida cambia, sino que también seguimos el propio viaje evolutivo de los personajes.
¿Qué tal si la alegría no es solo alegría y la tristeza es mucho más que eso?

¿Qué  me gusto?

Me encanta la animación, es uno de los amores de mi vida, las buenas películas animadas generan cosas que muchas veces los actores de carne y hueso no pueden generar. Pero la triste realidad es que aunque la animación mejore en calidad, las tramas cada vez son más simples. Disney, Pixar e incluso Dreamworks siempre supieron hacer películas que encantaran tanto a los niños como a los adultos, pero ahora con películas como Frozen no hay nada que descubrir, es totalmente plana y extrañaba una película animada que tuviera mucho más que una sola línea de trama. Intensamente tiene una trama cómica y colorida que los niños chicos van a disfrutar, y también una trama más madura, sobre nuestros sentimientos, la forma en que nos construyen como persona y como puede rompernos el hecho de perder alguna emoción, que está destinada a un público mayor.
 
No me aburrí, no hubo momentos que quisiera adelantar, como a veces me pasa con las películas de Pixar, me gustan bastante pero siempre hay algunos momentos que quisiera cortar o algún momento épico que después hace que el resto de la película se vea blah (Como el caso de Up, que después de la historia de Carl y Ellie todo va cada vez peor), esta película es lo opuesto, empieza de una manera más tonta y divertida y a medida que Riley crece y sus emociones son más complejas, la película toma un tinte mucho más serio.

La calidad de animación, de color y de texturas es tan buena como solo Pixar puede lograr, ¿se acuerdan el pelo de Mérida? Esta compañía tiene, en ese aspecto, siempre un punto a favor haga lo que haga, por más que la película sea buena o no, nadie va a poder criticar la calidad de la animación. De hecho, escuche que la técnica que usaron para que las emociones se vieran como esponjosas muy de cerca era tan costosa que solo iba a ser destinada a Alegría, pero cuando vieron que quedaba muy bien, los animadores se pusieron en plan YOLO y se pasaron muchísimo de presupuesto para aplicar la técnica a todos.

Después de tantas películas que existen, es sumamente difícil conseguir algo original...Y Pixar lo logro con creces. Es de lejos una de las películas más originales que he visto dentro de la animación.

Es gracioso porque en cierto punto, lo hacen con tanta lógica, que te deja pensando "Esto podría ser así y explicaría muchas cosas", desde producciones de ensueño (Un set de filmación donde se elaboran los sueños y las pesadillas), hasta los trabajadores que deciden que olvide las lecciones de piano que tomó cuando era pequeña pero que no debe olvidar esa canción estúpida que escucho en un comercial de tele.

Es imposible no sentirse identificado con Riley, especialmente si estas entre los doce y los dieciséis años, donde muchas veces no se tenes ni mínima idea de porqué sentís lo que sentís, o que de repente tu vida da un vuelco y te sentís completamente incomprendido, esas cosas que cualquier adulto diría "Son cosas de la edad", bueno Pixar dijo "No, no es la edad. Son cinco lunáticos en tu cerebro manejando tus sentimientos con un panel de control" y de ahí la gracia de la película también, toca temas serios sin quitarle la chispa de una película infantil.  
Nada es plano, todos los personajes tienen mucho más que ofrecer. A simple vista uno pensaría que Alegría sería siempre alegre o Tristeza siempre triste, y no, porque nos explican mucho sobre las emociones, cosas como que Tristeza también provoca la nostalgia por los buenos momentos o el sentimiento de extrañar a nuestros seres queridos, creo que el momento culmine de la película (y lo admito, en el que solté unas lágrimas) es cuando Alegría llora de tristeza, ese momento hace que toda la película valga la pena.

Ding dong. Es un pensamiento, no es que muere en todo el sentido de la palabra, pero si, se sacrifica para que Alegría pueda volver y prefiere ser olvidado para siempre y dejar de existir a que Riley no vuelva a ser feliz, es una escena que me tomo por sorpresa porque no me la esperaba. Además es el primer "suicidio" de Pixar.

Yo aposte a esta película desde el primer teaser, no solo por la fe que le tengo a pixar, sino porque me pareció divertida y quería verla, pero nunca imagine que iba a toparme con semejante película, me encanto de principio a fin, me hizo reír mucho y también me hizo llorar, una película hermosa que queda, junto con Wall-e, en el número uno de mis favoritos de Pixar.


¿ Qué no me gusto?

No cambiaría absolutamente nada.


¿En conclusión?

Una película preciosa, pueden verla con sus hijos, sobrinos o primos pequeños y van a disfrutarla o pueden verla con sus padres, sus tíos o sus abuelos y ellos también van a disfrutarla. Es quizás la magia que quería volver a ver en Disney, así que le agradezco muchísimo a Pixar por traer esta película y si son fanáticos de Disney o de la animación en general, no pueden dejar de verla.


4 comentarios:

  1. Opino igual que tú! la pelícuula es maravillosa y además tiene un trasfondo muy teórico que se disfruta un buen :3 Además el corto que la acompaña; i lava you me mata de amor

    ResponderEliminar
  2. Una de mis películas animadas de todos los tiempo!

    ResponderEliminar
  3. Esta pelicula me ha fascinado. Llore como idiota cuando Ding Dong se sacrifica y tambien se me aguaron los ojos en muchas otras partes de la peli, pero me rei a carcajadas en muchisimas escenas. por lo que creo que la mezcla fue perfecta y te deja una gran leccion enmascarada con personajes tiernos y la imagen de pelicula animada
    Saludos y nos estamos leyendo guapa

    ResponderEliminar