miércoles, 11 de junio de 2014

The Affaire Blackstone #1: Desnuda.

Naked | Raine Miller | The affaire Blackstone 1/3 | 245 páginas | Suma de letras | Para comprar click aquí.


      

Él compró mi fotografía y poseyó mi alma…
Ethan Blackstone es un hombre rico, sexy y protector. Dirige su propia compañía de seguridad privada y está inmerso en la organización de los Juegos Olímpicos 2012.
Brynne Bennet es una chica americana con un pasado que la aterroriza y por el que recibe tratamiento psicológico. Vive en Londres, donde intenta empezar de nuevo mientras compagina sus estudios de arte con su trabajo como modelo. Ambos se encuentran de manera fortuita en una exposición de fotografía en la que ella participa. Entre los dos surge de inmediato una atracción magnética que los acerca de forma peligrosa.
Pero en esta relación se esconden secretos. Secretos que oprimen el alma y que dejan profundas cicatrices. ¿Será Ethan capaz de liberar a Brynne del pasado que la estigmatiza? ¿Cederá Brynne a sus encantos, o los espectros que la atormentan volverán a resurgir y acabarán con la oportunidad de forjar un futuro en común?


¡No se alejen corriendo los anti-Fifty shades of Grey! En esta novela no hay sadomasoquismo, no hay látigos, ni cadenas ni golpes. Aclaro eso para empezar.
Ethan Blackstone es un hombre atractivo, que hizo su dinero con apuestas y ahora maneja una empresa de seguridad, usando lo que aprendió cuando estuvo en el ejercito.
Esa es la vida de Ethan, sin secretos oscuros ni infancia traumante. Si bien es un hombre reservado respecto a su vida, no tiene esa actitud de "te quiero, pero no te merezco" que tienen la mayoria de los personajes masculinos de este genero. Tiene su secretito detrás de la relación, pero tenemos muy en claro que es desde el principio, solo es cuestión que Brynne lo descubra. 
Llegamos a Brynne, ella es una norteamericana (Eh, que americanos somos todos, molesta cuando dicen americanos como si solo lo fueran los estadounidenses) que se mudo a Londres hace cuatro años. Estudia arte y también posa en desnudos artísticos para tener un ingreso. 
La noche de la exposición del amigo de Brynne, donde hay una foto de ella desnuda (la portada del libro), Ethan compra la fotografía y ahí empieza la historia.
Él es dominante, pero no de una manera perversa, solo cuida a Brynne. Es un poco bastante paranoico sobre las cosas que pueden llegar a dañar a Brynne, y a pesar de que es muy controlador, siempre que ella lo enfrenta esta dispuesto a ceder. 
Lo atípico de esta saga, es que quien tiene el secreto es Brynne. Sabemos que algo le paso, algo que cambio  su vida y la marco, pero en este primer libro no se nos dice que fue ese algo. Espero que en el siguiente si, aunque ya tanteamos que fue mas o menos. 
Tiene sus escenas y un poco de lenguaje fuerte, pero fuera de eso, es un libro de romance. 
Es muy ligero de leer, me llevo menos de dos horas. Tenía ganas de leer esta trilogía, por alguna razon indefinida, y tenía expectativas. No se si era lo que yo esperaba, porque no tenía ni idea sobre trama salvo que él era una especie de guardaespaldas, pero me gusto. 
Lo suficiente como para empezar la segunda parte, así que probablemente esa sea la próxima reseña que suba. Quiero terminar la trilogía antes de dedicarme a leer Fangirl para el club de lectura. 
No esperen una novela completamente original y que nos les resuene, seamos sinceros, en este genero es poco y nada lo que se puede variar, porque llegamos al punto en que casi toda las variantes de historias de amor fueron creadas. 
No es un libro en el que cada dos paginas, los personajes hagan sus cosas. Aunque si hay bastante actividad entre Ethan y Brynne a medida que se avanza el libro, pero mayormente esta esa tensión constante entre ellos, sacando chispas. 
Dos cosas que no me gustaron, la primera es que los personajes secundarios son casi inexistentes, solo tenemos a Ben, Gabriella y Neil que parecen girar en torno a los deseos y caprichos de los protagonistas y solo aparecen para eso.
Lo segundo, no me gustan los libros que tardan doscientas paginas en darse un beso, pero esto es un abuso, llevaba leídas unas cien paginas y ellos ya habían hecho todo lo que se puede hacer e incluso estaban conviviendo; les juro que me sentía como en una crisis de pánico al compromiso, pero quería que se pararan a pensar que llevaban solo dos semanas de conocerse y hablaban de un compromiso serio y una vida juntos. Ni el nene rubio de los Increíbles va tan rápido. 
¿Conclusión? Me gusto. No me volvió loca, pero no es uno de esos libros en los que me quedo con la sensación de haber desperdiciado dos horas de mi vida leyéndolo.



*"—La jodí muchísimo, ¿no?. —¿Estás fumando, Ethan?. —Hoy más de lo normal. —Un vicio..., tienes uno. —Tengo varios, me temo…”

*"—Solo quiero que sepas que puedes confiar en mí. Espero que sepas que puedes hacerlo. Quiero estar contigo, Brynne… —Quieres que tengamos una relación, ¿no?. Le dijiste a la doctora Roswell que eras mi novio. —Se lo dije, sí. Y te quiero a ti, Brynne. Claro que quiero una relación. Mírame. —¿A pesar de ser como soy, Ethan?. —Para mí eres perfecta tal y como eres…”

*"Quiero que vayamos juntos al supermercado y compremos la comida que vamos a cocinar para la cena. Quiero que veamos algún programa basura en la televisión y que te quedes dormida sobre mí en el sofá para poder verte y oírte respirar…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada